Vicky

Cuando entramos dentro del edificio en el que se supone que voy a reencontrarme (en mi caso, conocer) a mi futuro marido, me hacen esperar antes de entrar en la sala. La doncella que me acompaña nota que me estoy poniendo más nerviosa aún e intenta tranquilizarme diciendo que es un procedimiento de protocolo y que ahora uno de los guardias de la puerta anunciará mi entrada. Realmente sé que todo eso se hace por tal y por cual, lo he visto en las películas, pero decido callarme (porque de primeras no entendería el término “película”) y no quiero ser desagradable. El guardia me dice que me sitúe tras él para entrar mientras la doncella me da los últimos toques al traje y me aconseja sobre cómo comportarme. Respiro hondo por última vez y asiento con la cabeza indicando al guardia que estoy preparada. Se abren las puertas y el guardia anuncia mi entrada diciendo solo mi nombre y terminando con “futura princesa de la corona”. Normalmente en las películas los príncipes se suelen casar con otras princesas y cuando se presentan a estas señalan al reino al que pertenecen. En este caso no. Decido no darle importancia a ese detalle y me abro paso tímidamente a la sala. Veo una gran mesa llena de manjares y dos chicas jóvenes en pie. Por sus vestimentas supongo que serán hermanas o parientes muy cercanos al príncipe. La más mayor tiene el pelo rizado y moreno de claros ojos azules, los cuales parecen desprender ternura hacia mí. Viste un traje muy similar al mío solo que el suyo es de un color blanco. La más pequeña tiene el pelo liso y castaño y los mismos ojos que la otra chica, la que supongo que será su hermana. Viste un traje de terciopelo de un rojo intenso. Yo me quedo parada pues no sé reaccionar. Las dos chicas se miran y sonríen. Ambas se dirigen a mí y con paso muy elegante.

- Bienvenida de nuevo, Samanta. Nos alegra de nuevo tenerte en palacio y esperamos que ya te quedes de manera definitiva.

- Eso espero yo también, majestad. –Contesto, haciendo una reverencia a la chica mayor que es quién me ha hablado. También cruzo los dedos para que sean algo perteneciente a la realiza porque si no he metido la pata-

- Oh, vamos. No nos llames a ninguna majestad. Tú también pronto lo serás así que tutéanos.

- Claro… eh… -Quiero decir su nombre, pero como todo, no me acuerdo.- perdona, estoy tan nerviosa que no me salen ni vuestros nombres. –Contesto mientras me río tímidamente-

- Entiendo, no te preocupes. Pues acuérdate, yo soy Katherine y ella Laura.

- De acuerdo, ahora ya sí que no me olvidaré.

No me canso de repetirlo, el teatro es lo mío. Si sigo actuando bien, conseguiré que parezca que lo recuerdo todo. Me indican en que silla me tengo que sentar, pero hago como ellas y me quedo en pie. Ellas me miran y me sonríen, parece ser que notan mi nerviosismo. Les pregunto que dónde está el príncipe y Laura me contesta “William no tardará en llegar, no te preocupes y tranquilízate”. Me ha venido de perlas que conteste de esa manera, así ya sé el nombre de mi prometido.

Desde que Laura dijo que no tardaría en llegar pasa casi una hora. Al final nos hemos sentado, pues estamos cansadas. Katherine dice que si tarda media hora más empezaremos a cenar. No conozco de nada al príncipe, pero me siento como si me hubieren dejado plantada en una primera cita. Bueno, en cierto modo esto es algo muy parecido a una cita, supongo. Mientras espero me pongo a juguetear con un tenedor. Pasa la media hora dictada por Katherine y empezamos a cenar. Estamos cerca de una hora cenando y hablando. Me preguntan cómo me encuentro después del largo viaje y cómo fue que me asaltaron por el camino. Yo les digo que no me acuerdo de nada y ellas lo respetan. Me dicen que mañana por la mañana después de desayunar me enseñarán el castillo entero y las funciones que haré como reina. Eso me ha extrañado pues si me voy a casar con un príncipe seré princesa no reina, a lo que ellas contestan que su hermano sigue siendo príncipe porque aún no ha casado. Aún así, la cosa me sigue sin cuadrar, pero al igual que al principio de esto, decido ignorarlo. Ellas me siguen hablando, pero se dan cuenta de que no estoy muy entusiasmada. Me siento dolida por algo que ya parece obvio y que no repetiré. Cuando acabamos de cenar, Katherine se ofrece a acompañarme a mi habitación o “aposento” como dice ella. Yo acepto y vamos caminando hasta el gran patio interior de antes. La verdad es que es maravilloso. En el centro hay una fuente enorme de mármol. El agua cae de unos cuencos que sostienen unas ninfas también de mármol. Todo el suelo del patio es de piedra y está rodeado de rosales de rosas blancas y rojas. Insisto en que es realmente bello y que por mi me quedaría horas y horas en él. Como si los dioses del más alto Olimpo (aunque soy cristiana) me hubieren escuchado, Katherine me ofrece sentarme con ella en el bordillo de la fuente par hablar. Yo sin duda alguna acepto, pues creo saber el tema de la conversación que vamos a mantener.

- Sé que te ha dolido que mi hermano no haya aparecido. No es normal en él pero… solo te aseguro que si no lo ha hecho es por algo realmente importante. No sabes lo que deseaba él poder cenar hoy contigo, lleva meses diciéndolo. Y ya no te imaginas el tiempo que lleva deseando que llegues para quedarte definitivamente. Solo te pido, que no se lo tengas en cuenta.

- Sí, me ha dolido pero ya suponía que si no ha venido debe de ser por algo más importante que yo o… una cena.

- Con ese argumento ya se lo estás tomando en cuenta. –Me replica ella con ternura. Tendrá la misma edad que yo pero siento que me trata como si fuere su hija.-

- No te preocupes Katherine, no le tomo nada en cuenta, es solo que me ha dolido porque vengo de no sé donde solo para cenar con él y… no aparece.

- ¿Sólo para cenar? ¿No venías ya para casarte y quedarte?

- Verás… a ver… si te lo explico no me creerás porque es una locura.

- ¿Qué quieres decir?

- Quiero decir qué llevo aquí desde esta mañana que me desperté en un prado. Es decir, llevo en este mundo no llega a veinticuatro horas. Por eso no sabía vuestros nombres, ni me acordaba de lo que me pasó en ese asalto ni recuerdo porque me voy a casar con tú hermano… lo sé, es una locura pero…

- No es una locura créeme. Nosotros tampoco te conocemos a ti, hoy era la primera vez que te veríamos al igual que mi hermano. Él tampoco sabe porque se va a casar contigo ni nada.

- Entonces… ¿qué es lo qué está pasando aquí?

- Nosotros no llevaremos aquí más de un año. Ya no puedo decirte más… debes seguir leyendo el libro para saber más.

- ¿El libro?

- Así es, pero eso solo puedes hacer cuando vuelvas al mundo real. Ahora solo compórtate como si de esta conversación no te acuerdes.

- Bueno, entonces ¿cómo me caso? Si ni tu hermano ni yo nos conocemos, ¡No podemos casarnos!

- Lo haréis, porque según el libro no os conocéis pero… bueno, –Hace una pausa y se ríe- eso mejor dejo que lo descubras tú.

- De acuerdo pero… entonces eso de que tu hermano tenía muchísimas ganas de verme y ansiaba que me casare con él… ¿es todo una mentira que me acabas de contar?

- No, eso es cierto. Él sí que sabe lo que va a pasar, por eso lo ansía. Con esto que te he contado ya te estoy avanzando que lo que va a pasar será bueno.

- Vale, pero otra cosa.

- No te voy a desvelar nada más del libro.

- No es sobre algo que tú has dicho. Dices que si quiero saber más, debo leer el libro cuando regrese al mundo real. Pero, ¿cómo leo un libro que está en blanco?

- ¿En blanco dices?

- Sí, cuando empecé a leerlo, leí la primera frase que decía “Una fría mañana me despierto en un prado verde…” y ahí dejé de leer porque me aburría. Entonces, una especie de fuerza me impulsó a girar la página pero estaba en blanco y así todo el libro.

- Oh, oh…

- ¿Qué pasa?

- Que entonces eso quiere decir que la historia se debe reescribir, por lo cual ahora nadie sabemos que va a pasar.

- ¿Entonces ya no me voy a casar?

- Puede que sí o puede que no. Algunas cosas pueden seguir igual pero la mayoría se debe reescribir.

- ¿Debemos prepararnos para algo gordo?

- Probablemente.

2 Responses
  1. Maga Says:

    me encantoo!!
    tiienen que escribir todo d nuevo!
    q pasaraa??

    pasate por mi blog
    tenes un premiiooo!!

    besossssss
    publica pronto que quiero conocer al principee


  2. Maga Says:

    tenes premiios en mi blog!!


Publicar un comentario en la entrada